Mentiras sobre Stalin: “Millones de muertos: De Hitler y Hearst a Conquest y Solzjenitsyn”

-I-

13-01-2011

 

Con esto damos inicio a una serie de opiniones, respecto a la historia de los supuestos millones de presos y muertos en los campos de trabajo y los muertos por el hambre en la Unión Soviética, en los tiempos de Stalin. Se trata de; “Millones de muertos: De Hitler y Hearst a Conquest y Solzjenitsyn”.

En el mundo en que vivimos, ¿quién escapa de las terribles historias de muertes y supuestos asesinatos en los gulag, campos de trabajos de la URSS durante el histórico periodo de la era de Stalin? ¿Quién logra, seguimos preguntando, escapar de las historias de millones de muertos por el hambre y de los millones de opositores ejecutados en la Unión Soviética en los tiempos de Stalin?

En el mundo capitalista se repiten infinitamente estas historias en los libros, en los periódicos, en las radios, la televisión, en el cine; y el mito de decenas de millones de victimas que el socialismo habría causado, han crecido ilimitadamente en los últimos 50 años.

Pero en realidad, ¿de dónde provienen estas historias y cifras? ¿Quiénes están detrás de todo esto? Y otra pregunta, ¿qué hay de verdad en estas historias? Por ejemplo: ¿cuál es la información existente en los archivos de la ex URSS, que anteriormente eran secretos, y que fueron abiertos en el 1989 por Gorbachov?

Según los mitómanos, todas esas historias de millones de muertos en la Unión Soviética de Stalin, se confirmarían el día en que los archivos fuesen abiertos. No obstante, una vez que se produjo el hecho ¿cuáles fueron los resultados? ¿Fueron confirmados tales mitos?

En el artículo a continuación mostraremos, de dónde vienen y quiénes están detrás de estas historias de millones de muertos en campos de concentración por el hambre, en la Unión Soviética de José Stalin.

El autor del texto, después de haber estudiado el resultado de las investigaciones

efectuadas en los archivos de la URSS, nos informa, con cifras concretas, sobre el verdadero numero de presos, años de prisión  y verdadero numero de muertos y condenado a muertes en la Unión Soviética. ¡La realidad es bien diferente a los mitos!

Sorprendentemente, hay una línea recta, a través de la historia, que va de Hitler y Hearst a Conquest y a Solzjenitsyn.

En 1933 la situación política en Alemania sufrió transformaciones, las cuales han dejado huellas en la historia mundial.

El 30 de Enero de aquel año, Hitler fue nombrado canciller y una nueva forma de gobernar comienza a delinearse con violencia y sin respeto por las leyes. (Cualquier semejanza con nuestro perdulario régimen de Leonel Antonio Reyna es pura coincidencia).

Para consolidar el poder, los nazis convocaron a nuevas elecciones para el día 5 de marzo, utilizando toda la propaganda a su alcance para asegurar un resultado victorioso a su favor.

El 27 de Febrero, una semana antes de las elecciones, los nazis incendiaron el Parlamento, acusando a los comunistas de ser los autores del delito. El partido Comunista de Alemania fue prohibido y muchos militantes comunistas fueron arrestados.

En las elecciones, los nazis obtuvieron 17.3 millones de votos y 288 diputados con un 48% del electorado. En Noviembre de 1932 habían obtenido 11.7millones de votos y 196 diputados.

Después de ilegalizar a los comunistas, los nazis comenzaron a perseguir a los socialdemócratas y al movimiento sindical. Los primeros campos de concentración abiertos, llenándose con hombres y mujeres de izquierda. Mientras tanto, continuaba aumentando el poder de Hitler en el Parlamento con el apoyo de la derecha.

El día 24 de marzo, Hitler logra la promulgación de una ley en el Parlamento, que le confirió poderes absolutos para gobernar Alemania durante 4 años sin necesidad de consulta parlamentaria.

A partir de ese momento comenzaron las persecuciones abiertas a los judíos, enviándolos a los campos de concentración, en donde ya se encontraban comunistas y socialdemócratas de izquierda.

Hitler continúo la carrera por el poder total rompiendo con todos los acuerdos internacionales de 1918, que imponían restricciones armamentistas e impedían la militarización de Alemania.

El rearmamento de Alemania se aceleró. Esta era la situación política internacional cuando empezó el mito de los millones de muertos en la Unión Soviética y, desde entonces, no paró de desarrollarse dicho mito.

 

Ucrania declarada espacio vital de Alemania por Hitler

Junto a Hitler, en el gobierno alemán se encontraba Jossef Goebbels, ministro de propaganda y máximo responsable de inculcar en el pueblo alemán el sueño del nazismo: Un pueblo de raza pura viviendo en la gran Alemania y un país con un gran espacio vital por delante, del que sólo le faltaba la voluntad y la fuerza para disponer a su antojo del mismo. Una parte de este espacio -un territorio mucho mayor que Alemania- sería conquistado en el Este e incorporado a la nación de Alemania.

En el 1925 en el libro “Mein Kampf” (mi lucha) Hitler había señalado ya que la Ucrania era parte del territorio alemán. Ucrania u otras regiones del Este de Europa pertenecerían  a la nación alemana para ser utilizada en forma “correcta”.

Según la propaganda nazi la espada alemana liberaría esas tierras para luego ¡undir el arado alemán!

Con las técnicas y las empresas, Alemania transformaría a Ucrania en una tierra productora de cereales para aquel país. Pero primero, los alemanes tenían que liberar a Ucrania de los “seres humanos inferiores” que allí habitaban, los cuales -según la propaganda nazi- serían utilizados como fuerzas de trabajo esclava en los hogares, en las fábricas, en la agricultura y en todos los lugares donde la economía alemana lo necesitase.

La conquista de Ucrania y otras regiones de la Unión Soviética, implicaba necesariamente la guerra en contra de la URSS, y era necesario prepararla a largo plazo. Para estos efectos, el ministerio de propaganda nazi, dirigido como hemos dicho por Goebbels, inició en el 1934 una campaña de supuestos genocidios hechos por los bolcheviques en Ucrania. Esta se trataba de una terrible catástrofe de hambre que había sido provocada por Stalin para someter y obligar a los campesinos a aceptar una política socialista. el objetivo de la campaña nazi era la de preparar a la opinión publica mundial para, lo que ellos llamaban, la liberación de Ucrania por las tropas alemanas.

A pesar de grandes esfuerzos y que los textos de la propaganda alemana fueron publicados en la prensa inglesa, la campaña nazi sobre el “genocidio” en Ucrania, por parte de los comunistas de Stalin, no fue un gran suceso a nivel mundial. Era evidente que Hitler y Goebbles necesitaban ayuda para respaldar las calumnias sobre la Unión Soviética. ¡La ayuda, para sorpresas de muchos radioyentes, la encontraron, nada menos y nada más, que en los Estados Unidos de Norteamérica! Continuaremos mañana sin falta.

CONTINUACION:

Parte I

Parte II

Parte III

Parte IV

Parte V

Parte VI

Parte VII

Parte VIII

Parte IX

 

 

Volver a la Página Principal